Erantzun bat “Sizzla – Bilbao Urban Musikaldia 2009” bidalketan

  1. MATA A UN MARICÓN

    “MATA A UN MARICÓN Y SIÉNTETE ORGULLOSO”

     Sizzlaren abesti baten agertzen diren hitzak dira hauek eta bere beste zenbait kantuen edukien adierazgarri garbia.

    Basta   APOLOGÍA DE LA HOMOFÒBIA

    STOP MÚSICA ASESINA

    BOICOT SIZZLA
    2009
     
     

    Observatori Contra L`Homofòbia: 

    En un foro
    en Internet sobre reggae y dancehall (música popular en Jamaica y de
    grand repercusión por todo el mundo), un ciber usuario comentaba, en
    relación  a la polémica del boicot al cantante  Sizzla en
    el año 2007 por parte de los colectivos Lésbicos, Gays, Bisexuales,
    Transexuales, Queers (LGBTQ ) de Europa: “He viajado hasta 6 horas
    en bus para  ver a Sizzla  y me joden con esta mierda de los
    derechos de los gays”
    . Otro ciber usuario amante de la música
    popular jamaiquina,  comentaba que “esto es racismo promovido
    por el lobby gay”
    .

    Desde el mismo
    punto de vista, el periodista y músico Dani Cabezas escribe en su blog
    Entrada Gratuita
    , en 20minutos.es: “Una vez más, el debate
    de la libertad de expresión sale a relucir. Sizzla, como cualquier
    otro artista, debería tener el derecho a decir lo que le viniera en
    gana sin tener que dar explicaciones por ello. Y sus seguidores pueden
    escucharle, disfrutar de su música y no tener por qué
    identificarse con todo lo que diga. Es cierto que existe el delito de
    apología (sea del terrorismo, la violencia o la homofobia), pero creo
    que todo depende del cristal con que se mire, y
    últimamente estamos cada vez más puntillosos y sensibles al respecto.”
     

    La polémica
    está servida. Es difícil entender que una melodía cuyos estribillos
    hablan de paz y amor promueva el odio hacia personas homosexuales. ¿Cómo
    comprender que un estilo de música que ha dado voz a una raza oprimida
    como es la negra y a un pueblo oprimido como es el jamaicano incite
    a la discriminación? La escritora, editora y profesora de lingüística
    de la Universidad de Georgetown Deborah Tannen nombra este fenómeno
    emergente entre quienes producen, promocionan y consumen dancehall y
    reaggae bajo la ideologia Fire Burn (fuego que quema) como “Cultura
    Argumental”. En sus palabras: “Intentar destruir aquellos con
    quienes no estamos de acuerdo o que son sencillamente diferentes, se
    ha convertido en una forma de vida.”
     

    La filosofía
    del “Fire Burn” cree en el fuego como una fuente espiritual y una
    fuerza de reconstrucción que “ha cruzado la línea entre la retórica
    y la realidad”
    , según Gregory Stephens , escritor, periodista
    y profesor de Comunicación Interracial en la Universidad de Nuevo México.
    En su libro Sobre los usos del fuego en una Cultura de Amor y Rebelión,
    sostiene que “Una de las principales fuentes de energía creativa 
    durante el Renacimiento Rasta de mediados de los noventa fue el surgimiento
    de un grupo de artista Fire_ Boboshanti como Sizzla, Anthony B y Capleton.
    Si las principales voces de principios de los noventa (…) hablaban
    de conscious reaggie (
    reggae consciente) y trabajaban desde el
    mensaje del One Love (
    Un Amor), los Bobos transmitieran una energía
    muy diferente (…) abogando por una filosofía de supremacía negra”…

    y heterosexual. 

    Las organizaciones
    internacionales por los Derechos Humanos denuncian que las personas
    homosexuales en Jamaica son asesinadas, maltratadas y humilladas con
    el consentimiento y el apoyo de las autoridades y del poder político.
    Podríamos relajarnos fumando marihuana mientras escuchamos en la radio
    canciones que impulsan al exterminio de los gays. 

    En un informe
    del año 2004 el Observatorio Derechos Humanos denuncia que “la
    policía está apoyando activamente a la violencia homófoba, es inefectiva
    a la hora de investigar denuncias de abuso y arresta y detiene a hombres
    simplemente por sus conductas supuestamente homosexuales”
    . El
    Código Penal jamaicano, en su artículo 76 de “Delitos contra la
    Persona, prohíbe el “abominable crimen de la sodomía” bajo
    penas que ascienden hasta los diez años de prisión con obligación
    de realizar trabajos forzados. El articulo 77 estipula condenas de hasta
    7 años de prisión por intento de sodomía. Amnistía Internacional
    recalca que “gays y lesbianas constituyen una de las comunidades
    más marginadas y perseguidas en Jamaica”
    . En el informe de Amnistía
    consta el triste suceso en que un padre incitó a un grupo de estudiantes
    a atacar a su propio hijo luego de haber encontrado una foto de un hombre
    desnudo en la mochila del chico. Añade que no se presentaron cargos
    contra este padre feliz al ver a su hijo apaleado. 

    El Partido
    Nacional del Pueblo, principal partido político de Jamaica y en el
    poder desde 2006, ha calificado las criticas internacionales sobre su
    falta de respeto a los derechos humanos como una intromisión en su
    política interna, afirmando que la “homofobia no es un problema
    serio y que los derechos de los homosexuales van en contra de los valores
    sociales conservadores del pueblo jamaicano”.
     

    El principal
    líder de la oposición, Bruce Golding, declaró en abril de 2006
    al periódico Sunday Herald que “los homosexuales no iban a tener
    ningún consuelo en ninguno de los gabinetes formados por
    él
    . Durante las elecciones de 2001, el partido de Golding usó
    para su campaña una canción de T.O.K, “Chi Chi Man”, que incita
    y anima a que se quemen y asesinen maricones y bolleras.  

    El grupo T.O.K. 
    está en la elite de los cantantes de dancehall, tal como Bennie
    Mann, Sizzla, Vybz Kartel, Elephant Man, Buju Banton, Capleton y Shabba
    Ranks, cuyas letras promueven una ideología que pretende  limpiar
    la humanidad de los gais y lesbianas (de transexualidad ni se habla).  

    El cantante
    Bennie Mann ya es conocido en Barcelona. En 2007 actuó en la Sala Apolo,
    a pesar de la reunión previa al concierto que mantuvieron representantes
    del Observatori Contra L´Homofòbia y el Front d´Alliberament Gai
    de Catalunya (FAGC) con el responsable de la sala de fiestas y con el
    productor del concierto, con el fin de solicitar la anulación del concierto
    de un cantante que clama en su “hit” Damm:
    “Sueño con una nueva Jamaica, vamos a ejecutar a todos los gays”.
     

    Rebecca Scheifler,
    investigadora del Observatorio de Derechos Humanos (ODH), refiere en
    su informe que encontró un grupo de personas que cantaban “Bomnm
    bye bye”
    , una canción de Buju Banton que versa sobre acribillar
    a balazos y quemar  a los homosexuales primero con ácido y luego
    con fuego. Lo documenta en el informe de ODH después de visitar la
    casa donde, en 2004, fue asesinado Brian Willianson, fundador y rostro
    visible del J-FLAG, la única organización jamaiquina que ruega por
    los derechos de las minorías sexuales y obligada a la clandestinidad.  

    R.Scheifler
    también denuncia que cuando habló con el responsable  de la investigación
    sobre el asesinato de Willianson, aquel afirmaba que “la mayor
    parte de la violencia contra los homosexuales es de tipo interno. Nosotros
    nunca hemos tenido constancia de que se le haya pegado ninguna paliza
    a los gays por parte de los heterosexuales.”

     

    Un año después
    asesinaran a balazos también en su casa, en la víspera del Día Mundial
    del SIDA, a Lenford Steve Harvey, amigo de Williason, abiertamente homosexual
    y miembro del colectivo “SIDA, Apoyo para la Vida de Jamaica”. 

    Claro que los
    protagonistas de las canciones que incitan a la violencia, al salir
    de Jamaica y se deparan con el boicot,  

    A instancias
    del colectivo británico de defensa de los derechos LGBTQ Outrrage
    y la Coalición Stop Música Asesina,
    en Julio de 2006 algunos cantantes, como  Sizzla, Bennie Mann
    y Capleton, firmaran un acto en que pedían perdón por sus letras y
    acordaban en no volver a producir ningún material homófono. Más que
    como un acto de arrepentimiento, el acuerdo se acerca más a una estrategia
    para evitar el boicot a sus conciertos fuera de Jamaica.

    Sin embargo,
    este acuerdo, llamado “acta de compasión”, fue revocado. Por lo
    que Outrage retomó la lucha contra la homofobia en la música dancehall/reggae.
    En declaraciones a la prensa británica los cantantes que habían firmado
    ese acuerdo (y que son capaces de firmar cualquier papel que les permita
    seguir vendiendo entradas para sus conciertos en Europa y vender discos)
    dijeron que no incitaban a la violencia y que hablaban de forma simbólica
    cuando se referían al “fuego purificador”. Hitler, en sus comienzos,
    también utilizaba el “lenguaje simbólico” al referirse a la supremacía
    de la raza aria, y así propagó por toda Europa el antisemitismo, la
    homofobia, el odio hacia personas gitanas, hacia a las personas discapacitadas,
    hacia las personas negras y/o asiáticas,  y a todas aquellas que
    salían de su diabólico y “simbólico sistema perfecto”.  

    Sizzla, “el
    rey del reggae”, tal como le llaman muchos de sus fans y los periodistas
    entendidos en ese estilo musical, ha tenido que cancelar dos veces su
    gira por Europa por causas pendientes en Inglaterra y Alemania, decisión
    nada arbitraria teniendo en cuenta que, al finalizar uno de sus conciertos
    en que cantó temas como “Nah Apologize”,
    “mata un maricón y siéntete orgulloso”
    ,  el publico empezó
    la “caza del maricón” y un joven fue asesinado en Alemania. En
    Inglaterra varias personas fueran agredidas. Sin embargo, a pesar de
    que Sizzla fuera retenido en el 2007 en el aeropuerto de Barajas por
    cuestiones pendientes con la justicia alemana, su banda “The Fire
    House Crew” (La Peña de la Casa del Fuego) actuó en el Estado Español
    ante el pesar de sus fans indignados con la ausencia de Sizzla. 

    Desde nuestro
    punto de vista como Gays, Lesbianas y Transexuales, en tanto minoría
    sexual, históricamente perseguida y oprimida, teniendo en cuenta que
    actualmente la homosexualidad está penalizada con la pena de muerte
    en 7 países del mundo y penalizada con la prisión en 76 países, teniendo
    que convivir cada día con el maltrato y el desprecio, teniendo que
    callar tantas veces por miedo, no podemos tolerar que este artista cante
    con impunidad y animadamente “Dispara al maricón, mi gran pistola,
    ¡boom!”
    mientras la audiencia baila, aplaude y complace al “rey
    del reggae”. La Democracia no puede sostenerse en el argumento de
    que todo el mundo puede decir cualquier cosa. ¿Es democrático que
    se quemen banderas? ¿Es constitucional la incitación a la violencia?
    ¿Es legítima la discriminación por razones de raza, clase, etnia
    o orientación sexual? 

    Gregory Stephens
    sostiene: “Los battyman (en criollo jamaiquino, común en las
    líricas del reggae/ dancehall y desconocido por  la mayoría la
    gente fuera de Jamaica); es decir, homosexuales, han sido
    el punto focal de más fuego ardiente que ningún otro grupo o institución
    (…) Hay muchos DJ´s y oyentes que comparten esta homofobia violenta,
    por supuesto. Otros sólo están interesados por las vibraciones de
    la música, el sonido, y no se cuestionan el mensaje. E incluso otros
    optan por mirar a otro lado, aunque no estén de acuerdo”
    .  

    En una cadena
    de televisión británica, “Channel 4”, en el programa  “The
    Word” (La Palabra),  la estrella del reggae/dance hall Shabba
    Banks hace alarde de su libertad de expresión artística, proclamando
    la crucifixión de los gays. En Jamaica (y también en nuestros barrios)
    las personas homosexuales tiene miedo a encontrarse y a reunirse inclusoa
    través de Internet. Lamenta Gareth_ un joven jamaicano homosexual:”El
    armario jamaiquino es más asfixiante y estrecho que muchos otros(…)Es
    arriesgado reunirse en público. El internet tiene también sus inconvenientes.
    Los hombres homofóbicos a veces usan los foros de charla en linea para
    engatusar a ir a algún lugar donde los puedan asaltar. Nadie se puede
    relacionarse románticamente de manera normal. Es como vivir en una
    zona de guerra”.

    Erantzuna

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude